Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

El Blog de las Bodas

Blog

Guía Práctica de Tratamientos Protocolarios

Posted on November 24, 2015 at 6:24 AM Comments comments (101)
Cuando se organiza un evento al cual asisten ciertas autoridades, el organizador, anfitrión o visitante se enfrenta muchas veces a su desconocimiento acerca del tratamiento protocolario que debe dar a las diferentes personalidades invitadas. Es de suma importancia respetar este ceremonial ya que de ello dependerá en gran medida la imagen de la empresa, entidad u organización a la que estemos representando.


Aquí encontraréis un resúmen rápido de los tratamientos que se deben dar según la categoría, dignidad o cargo de nuestro interlocutor.

  •        Tratamientos de la Corona:


Majestad: Su o Vuestra Majestad. Es el tratamiento que se da en exclusiva al Rey y a la Reina

Alteza Real o Alteza: Su o Vuestra Alteza Real. Tratamiento que recibe la Princesa de Astúrias y las Infantas.





  •        Tratamientos Civiles y Militares:


Excelentísimo: Su Excelencia o Vuestra Excelencia. Es el más importante de los tratamientos civiles y militares. Corresponde a los grandes dignatarios del Estado, a los Grandes de España y Caballeros de Grandes Cruces.
Son Excelentísimo/a:
o   Duques
o   Marqueses y Condes
o   Condecorados con el Collar, Gran Cruz o la Medalla de Oro
o   Jefe de Estado
o   Presidente del Tribunal Constitucional
o   Presidente del Congreso de los Diputados
o   Presidente del Senado
o   Senadores
o   Diputados
o   Presidente del Gobierno
o   Ministros del Gobierno
o   Secretarios de Estado
o   Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma
o   Jefe de la Casa de S.M. el Rey
o   Presidente del Consejo de Estado
o   Presidente del Tribunal de Cuentas
o   Defensor del Pueblo
o   Ex presidentes del Gobierno
o   Jefes de la Oposición
o   Presidente del Consejo General del Poder Judicial
o   Presidente del Tribunal Supremo
o   Magistrados del Tribunal Supremo
o   Fiscal General del Estado
o   Fiscales del Tribunal Supremo
o   Fiscal Jefe de la Audiencia Territorial
o   Presidente del Tribunal Central de Trabajo
o   Presidente de Gobierno Comunidades Autónomas (excepto Catalunya, Comunidad
     Valenciana e Islas Baleares, donde recibe el tratamiento de Molt Honorable)
o   Consejeros (excepto en el Principado de Asturias y en la Diputación Foral de Navarra,
     donde reciben el tratamiento de Ilustrísimo)
o   Alcalde de Madrid y Barcelona
o   Presidente de la Diputación de Barcelona
o   Decano del Cuerpo diplomático
o   Embajadores Extranjeros
o   Embajadores de España
o   Ministro Plenipotenciario
o   Jefes de Misión
o   Presidente del Instituto de España
o   Rectores de Universidad
o   Oficiales Militares del ejército
o   Arzobispos
o   Obispos
o   Nuncios Apostólicos
o   Decano del Tribunal de la Rota


Ilustrísimo: Ilustrísimo Sr/a. Don/Doña + nombre propio. Su uso abreviado es Su o Vuestra Ilustrísima. Este tratamiento corresponde a los funcionarios de primeras categorías.
Quiénes son Ilustrísimo/a:
o   Vizcondes y Barones
o   Comendador de Número, Encomienda con Placa,
     Medalla de Plata
o   Subsecretarios de Departamentos Ministeriales
o   Directores Generales de Departamentos Ministeriales
o   Jefes de Servicio del Gobierno
o   Secretario del Tribunal Supremo
o   Teniente Inspector Fiscal
o   Jefe de la Audiencia Provincial
o   Fiscales de Tribunales Militares Territoriales
o   Magistrado de Trabajo
o   Decano del Colegio de Abogados
o   Directores Generales de las Comunidades Autónomas (En Catalunya: Señor. En el
     Principado de Asturias y la Diputación Foral de Navarra: Don)
o   Alcaldes de Capitales de Provincias (excepto Madrid y Barcelona) y otros Municipios con
     más de 100.000 habitantes
o   Presidentes de la Diputación (excepto Barcelona)
o   Secretario de Ayuntamiento de Madrid y Barcelona
o   Decanos de Facultades y Escuelas Universitarias
o   Videcanos de Facultades y Escuelas Universitarias
o   Directores de Instituto de Enseñanza Media
o   Coroneles y Capitanes de Navío del Ejercito


Señoría: Es el tratamiento que se utiliza para dirigirse a los miembros del Congreso de los Diputados
Son Señoría:
o   Señores (Título Nobiliario)
o   Otros Grados de Condecoraciones no enumeradas anteriormente
o   Secretario de Embajada


Otros tratamientos religiosos: Además de los ya enumerados (Arzobispos, Obispos, Nuncios Apostólicos y Decano del Tribunal de la Rota que reciben tratamiento de Excelentísimo) existen los siguientes tratamientos protocolarios de gran relevancia en el orden eclesiástico:
o   El Papa: Su Santidad
o   Cardenales: Eminencia o Vuestra Eminencia,
     Excelentísimo y Reverendísimo
o   Canónigos: Ilustre Señor
o   Nuncio del Papa: Monseñor
o   Arciprestes y Párrocos: Reverendo
o   Iglesia Anglicana: Reverendo Don (Nombre)
     Vicario de (Parroquia)
o   Iglesias Reformadas: Pastor Reverendo
o   Comunidad Judía: Reverendo Señor Rabino de la Sinagoga de (Comunidad)

Espero que este “Diccionario de Tratamientos” os sea de utilidad.

 
                

Regalos de empresa: realmente sirven para algo?

Posted on October 27, 2015 at 9:04 AM Comments comments (301)
Todas las empresas, de manera puntual o con cierta frecuencia (navidad, ferias,...) ha agasajado a sus invitados/clientes con algún tipo de regalo? Pero, realmente son útiles? Qué aportan a la empresa?


Diferentes encuestas de los últimos años (Infoadex, Advertising Specialty Institute,...) confirman la importancia del regalo promocional ya que un porcentaje muy alto (alrededor del 80%) siguen conservando el regalo meses después de recibirlo y/o recuerdan al anunciante a través del regalo recibido, por lo q se constata que el regalo sigue siendo un medio publicitario muy útil por su gran impacto en relación a su bajo coste.
 
Sin embargo, para que esto se cumpla la empresa que realiza el regalo tiene no debe de pasar por alto algunas cuestiones que le lleven a escoger el regalo adecuado.


Lo primero que debemos tener claro es la eterna pregunta, la que siempre debería de hacerse un empresario frente a cualquier acción de Màrketing: Qué se quiere conseguir con esta acción? Qué beneficios espera obtener la empresa con la entrega de un regalo de empresa?
Esta pregunta que parece obvia se tiene pocas veces en cuenta ya que muchas son las empresas que hacen regalos promocionales simplemente porque siempre se ha hecho así, o porque los competidores también entregan a sus clientes artículos promocionales.

 
Posibles razones para plantearse hacer regalos de empresa:
Dar a conocer una marca o empresa.
Regalos en momentos puntuales (ej. Navidad)
Regalos a empleados
 
En el caso de una feria se masifica la entrega de los artículos promocionales ya que el objetivo más común es el hacer conocido nuestro logo o marca al mayor número de personas, que se conozca y/o reconozca nuestra empresa y se afiance la marca en la mente del posible consumidor. No nos recordarán de la misma forma si entregamos un simple flyer o un catálogo, que si éstos los entregamos con algún regalo. En este caso es complicado personificar el regalo, sin embargo sí debería de hacerse en aquellas campañas puntuales (ej. Navidad) en las que se aconseja priorizar la calidad frente a la cantidad. Es decir, un menor número de clientes recibe un regalo más exclusivo, entregado como una atención especial hacia él y se consigue un cliente con la sensación de ser valorado por su proveedor, del que se lleva una imagen muy positiva y favorece la fidelización.
En ambos casos es muy importante la SEGMENTACIÓN. Teniendo claro quién es nuestro cliente potencial se multiplica exponencialmente el retorno de beneficio de estas acciones ya que, sea de manera muy exclusiva o de manera más masiva, el público al que entregamos el regalo o artículo promocional es un potencial consumidor que nos va a recordar a través del regalo.
El regalo de empresa también puede suponer un incremento en las ventas: si vendes lo mismo que tus competidores puedes estimular tus ventas ofreciendo un regalo interesante a la compra del producto/servicio
Cuando el regalo va dirigido a los propios empleados, si se utiliza como un "premio" o "recompensa" por el trabajo bien hecho, el empleado se siente motivado y aumenta su implicación al ver su trabajo valorado. Si son artículos corporativos se refuerza la imagen de la empresa.
 

Qué regalo?
Escoger un buen regalo es fundamental.
Una vez que ya sabemos cuál es nuestro objetivo y a qué tipo de público va a dirigirse el regalo ya tenemos una información fundamental para la elección del regalo.
A partir de aquí, tenemos que preguntarnos:
"Qué me gustaría que me regalasen a mí?"
"Qué tipo de regalo me aburre, ya no me sorprende o no me gustaría que ne regalasen?"
"Va a sorprender este regalo?"
"Tiene que ver con la imagen que quiero transmitir de la empresa?"
 
 
Hay que tener muy en cuenta el factor "sorpresa" y la originalidad. Si todos los competidores regalan lo mismo entonces el regalo ya no tiene sentido porque no va a aportar nada.
La calidad del obsequio es muy importante. La tendencia es buscar artículos de bajo coste pero no hay que desatender la calidad pués ésta hablará también de la calidad de tus productos o servicios. A veces el regalo se acompaña de muestras de producto o cupones de prueba de servicios e incluso éstos pueden llegar a sustituir el regalo. Cada vez más los clientes "no se la juegan" y no compran ni contratan nada de lo que no tengan buenas referencias o no hauran podido comprobar por sí mismos.
Darle valor a la hora de entregar el regalo es primordial. Una azafata entregando regalos a diestro y siniestro a todo el que se acerca al stand frente una azafata que se entretiene un minuto con el visitante explicándole cuál es el obsequio, quién lo ha diseñado, qué aplicaciones tiene,...Se percibe la diferencia y automáticamente se le está aportando valor al objeto. De la misma manera los regalos entregados por un comercial a la venta de un producto o cuando se entrega mediante envío, donde se puede incluir una nota hablando del obsequio.


 
Aunque la innovación se agradece y sorprender al cliente con el regalo es un plus, si no se está seguro es mejor no arriesgar. Al fin y al cabo nuestro objetivo principal debería ser que los clientes recuerden el logo o marca y, a poder ser también, el eslogan. Es por ello que los artículos promocionales "estrella" continuan siendo los bolígrafos, agendas, gorras, camisetas, pendrives,...Objetos funcionales que tienen más posibilidad de ser conservados por el cliente y, aunque no son innovadores se puede optar por un diseño novedoso y de alta calidad para darle el toque distintivo y el cliente lo pueda identificar claramente con nuestra empresa con un simple golpe de vista.
 

Si necesita ayuda para gestionar los regalos para su empresa no dude en consultar aquí.

Calcular el ROI de un evento

Posted on October 19, 2015 at 6:37 AM Comments comments (496)
Ya pasó a la historia la época dorada de los eventos en la que todas las empresas participaban en una feria, celebraban una convención,…simplemente por el hecho de que siempre se había hecho así y no se podía fallar un año.

No es nueva la preocupación que desde hace un año, y de manera totalmente lógica, se ha generado en torno al ROI. El Retorno de la Inversión, un concepto que, a priori, parece no gustar demasiado a las agencias organizadoras de eventos pero que enamora al cliente porque le aporta una información básica e imprescindible para valorar la utilidad de su participación u organización de un determinado evento.
Es decir, ya no sólo sirve hacer un evento bonito e impactante y novedoso, sino que se requiere saber si éste ha sido rentable y merece la pena repetirlo.


Se calcula bien el ROI?
En este post se pretende hacer un compendio de diferentes “consejos” y claves que habitualmente se proponen para la medición del ROI y evaluar de manera lo más precisa posible la eficacia de cada evento.

A continuación, el planteamiento que se debe hacer toda empresa que quiera calcular el ROI de un evento:

  •           Definir los objetivos del evento: Estos objetivos se tienen que definir de manera clara y           exacta. Para qué estamos organizando el evento? Que se pretende alcanzar con él?
  •           Evento a organizar: Parece una obviedad, pero se tiene que saber exactamente qué tipo           de evento se va a realizar y organizarlo enfocado a obtener el ROI, que la estructura del           evento permita implementar herramientas para el cálculo del retorno.
  •           Situación de los objetivos antes del evento: En qué punto se encuentra la empresa                   antes del evento?
  •           Sistema de recolección de datos. En este punto es cuando se aplicarán las herramientas           que nos aportarán los datos necesarios para el cálculo del ROI
  •           Comparación de la situación pre y post evento.
  •           Calcular el ROI: Si se ha tenido en cuenta todo lo anterior se facilitará el cálculo del                 ROI

 

Qué herramientas podemos aplicar para el cálculo del ROI?
Pueden ser analógicas, digitales, apps,…Lo importante es que se recojan datos y se haga un estudio previo al evento y otro posterior, exactamente igual para poder obtener una visión clara de los resultados obtenidos por el evento. Es positivo, en muchos casos, hacer otro estudio semanas o meses tras el evento para comprobar que efectivamente los resultados se han consolidado.

A la práctica, cuáles pueden ser las herramientas de medición para los resultados cualitativos?

  •           Cuestionarios / encuestas de clima (antes, durante y tras el evento)
  •           Reuniones de grupo
  •           Juegos digitales (de rol, etc,…) dirigidos a obtener información
  •           Exámenes / Controles para eventos de capacitación
  •           …

 
Y para los resultados cuantitativos?
Estos son más fáciles de valorar pero se deben definir de forma muy clara:

  •           Volúmen de ventas o contratos de servicios                       cerrados
  •           Número de visitantes
  •           Número de pruebas de producto
  •           Número de información solicitada
  •           Número de veces que los participantes                                 interactúan con la empresa

 

Todo lo que se diga del concepto ROI es poco pero, aunque desde hace unos años, trae de cabeza a todos los organizadores, estamos ante un elemento apasionante que nos puede aportar una información valiosísima para seguir trabajando en nuestra parcela dentro del marketing y herramienta ya imprescindible para añadir valor a nuestro trabajo. 

Herramientas de marketing poco convencionales

Posted on April 17, 2013 at 2:34 PM Comments comments (86)
De un tiempo a esta parte se han popularizado dos tipos de actos novedosos para la promoción/presentación de negocios y/o productos de diversa índole.
 
Se trata del Pechakucha y de las Pop up Stores.
 
Empezaremos analizando el Pechakucha:
Su origen data de febrero de 2003 cuando surgió la necesidad de crear un evento cuya finalidad era la promoción de un centro dedicado a al música experimental, la interpretación y el arte en Tokio.
El Pechakucha se inició en los campos del diseño, la arquitectura, la fotografía y el arte aunque en la actualidad se está aplicando, con gran éxito, al mundo de los negocios.
Se trata de una presentación de proyecto, negocio, producto, servicio,...en un formato consistente en la exposición de 20 diapositivas exhibidas durante 20 segundos acompañadas de las explicaciones y comentarios oportunos de mano del presentador de dicha exposición.
Cada sesión consta de 14 presentaciones con una duración de 6 minutos y 40 segundos cada una.
Esta es una manera de compartir información y conocimientos entre los diversos presentadores más fresca y liviana que los formatos de presentaciones tradicionales más tediosos para presentadores (tanto en su presentación como en su exposición) y para público, que, a menudo, en otros formatos convencionales se aburren y pierden el hilo y el interés al cabo de un rato de comenzar los temas a tratar y, en cambio, dada su naturaleza, más dinámica, el Pechakucha consigue captar la atención del oyente incluso cuando el tema no parece, a priori, que vaya a ser de su interés.
 
Las Pop Up Stores son tiendas efímeras cuya finalidad es promocionar una firma, un producto,...fuera del contexto de un establecimiento convencional para aportar un toque diferente a una liquidación de stocks, una presentación de avance de nueva temporada,...
Una Pop Up se puede instalar en cualquier espacio que se le ocurra a nuestra imaginación: un barco, un hotel, una galería de arte, una antigua fábrica,...la cuestión es revestir de originalidad, de exclusividad estas tiendas convirtiéndolas en auténticos espectáculos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Firmas como Comme des Garçons, Custo o Las Rozas Village han popularizado y aportado a las Pop Up Stores un gran prestigio y han transformado el hecho de acudir a estas tiendas en una actividad de última tendencia que consigue atraer a un importante volúmen de público.

Eventos: Herramienta imprescindible para fidelizar a los clientes

Posted on December 12, 2011 at 1:29 PM Comments comments (3)
El consumo de ibuprofeno/paracetamol/… debido a los “dolores de cabeza” del Señor Francisco Camps se hubiese visto significativamente reducido si en vez de recibir regalos de varias empresas, como por ejemplo los famosísimos trajes, hubiese recibido invitaciones para acudir a actividades lúdicas y de recreo.
Todo empresario desea tener contentos a sus mejores clientes con el fin de fidelizarlos, justamente en un momento en el que conseguir cuentas nuevas es tan complicado y costoso. Sabemos que un cliente contento es un cliente fiel, incluso tenemos datos que nos empujan a intentar afianzar la confianza de nuestros clientes, como la encuesta realizada recientemente  en diversos países europeos que llevan a la conclusión de que los clientes que sobrepasan la barrera de los cinco años con el mismo proveedor, continúan utilizando sus servicios o productos diez años después, y esto es debido a que en el viejo continente, nuestra mentalidad más conservadora nos hace priorizar la confianza, la garantía y el “sé que puedo contar contigo” pero ¿cómo podemos tener un detalle con los clientes sin que parezca que los estamos “comprando”?  La respuesta es sencilla: Invitarlos a disfrutar con nosotros.
Organizando una actividad / evento estamos regalando una experiencia que no se olvida al contrario de lo que puede ocurrir con una preciosa agenda de piel con nuestro logo grabado en letras doradas perdida en el fondo del cajón de una secretaria.
Una actividad dirigida a agasajar a nuestros clientes debe de cumplir unas características indispensables para que sea un éxito, empezando por evitar las invitaciones individualizadas, que se pueden interpretar como un “pago a cambio”. Si, por el contrario, se organiza un acto conjunto de un fin de semana, un día o una mañana donde acuden varios clientes que no sean competencia directa entre ellos, queda todo más “vestido”. En las actividades de fin de semana se aconseja invitar a las familias, organizando actividades paralelas.
Estos actos se convierten en sesiones de networking entre nuestros clientes, que valoran muy positivamente, ya que, además de interrelacionarse y poder conseguir contactos interesantes gracias a nosotros, perciben la sensación de formar parte del exclusivo grupo que recibe por nuestra parte un trato preferencial y esto les produce un sentimiento de agradecimiento que les lleva a tenernos en una posición de mayor consideración dentro de su cartera de proveedores.
Lo más importante de todo esto es que en cada evento, cada actividad o acto con el que se pretenda obtener las simpatías del cliente es que se cuente con una empresa especialista en este tipo de acciones.
Es evidente que no se pueden correr riesgos en la organización de un acto de estas características, aunque a primera vista, y debido al recorte presupuestario que los departamentos comerciales y de marketing y PR han padecido en los últimos tiempos, se puede tener la tentación de “hacerlo uno mismo”, pero organizarlo con cualquier empresa o de cualquier forma nos comporta muchos riesgos, ya que la falta de experiencia y de profesionalidad puede llevar a que algo que se ha realizado con mucha ilusión por parte del proveedor sea un fracaso, y es que, por poner algún ejemplo, un hotel mal escogido, una actividad demasiado arriesgada, no contar con alternativas frente a imprevistos como el mal tiempo para una actividad al aire libre, pueden comprometer todo el trabajo de organización seguida de las críticas de nuestros clientes y conseguir el efecto contrario al pretendido.